(24-Ene-2020) Para el Defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz, “la violencia de género es un asunto muy grave que se ha convertido en un tema universal, multifactorial y estructural, influenciado por patrones culturales de machismo y patriarcado que imponen que unas personas se sientan superiores a otras y puedan abusar de su fuerza”.

Ruiz considera que la prevención de la violencia, particularmente hacia las mujeres, tiene que partir de un cambio cultural que debe comenzar en el hogar y en las escuelas. “Es importante prevenir cualquier tipo de violencia, la violencia machista, el acoso sexual y de poder sobre las mujeres, la violencia intrafamiliar y en la comunidad”.

Para el Defensor del Pueblo, la violencia de género tiene un ciclo que puede generar en otros tipos de violencia, el cual se inicia con ofensas, gritos, empujones, descalificaciones y amenazas, para continuar con el maltrato físico y contra la integridad de la mujer que puede llevar a hostigamientos y persecuciones que pueden culminar en lo más grave que serían los femicidios.

Igualmente, destacó que para prevenir la violencia contra la mujer lo fundamental es la denuncia y la formación en materia de género. Sobre este aspecto, señaló que la Defensoría del Pueblo viene promoviendo talleres, cursos y conversatorios tanto a personas como comunidades organizadas, que incluyen: los tipos de violencia tipificados en la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, cómo presentar denuncias y como elemento primordial los órganos de administración de justicia, para prevenir la violencia de género.

Recordó que los órganos de administración de justicia del país deben abocarse en atender activamente el tema de la denuncia sobre violencia de género, y aplicar la ley de acuerdo a los casos presentados en materia de violencia contra la mujer. Para ello, es importante atender cada caso a la mayor brevedad, darle seguimiento y otorgar la asistencia integral  y emocional, así como las medidas de protección necesarias para preservar a las víctimas.

Por último, destacó el máximo representante de la Defensoría del Pueblo que el tema de la violencia de género no es sólo de Venezuela, es un problema regional y universal que tiene como principal causa los patrones culturales del patriarcado y el machismo que hay que revertir, reducir la violencia de género es una tarea de todas y todos, sin exclusión, especialmente de las instituciones educativas, del sistema de administración de justicia y de los organismos de seguridad. FIN/ PRENSA Defensoría